El futbolista tiene todo cerrado y los estudios médicos correspondientes superados pero no puede oficializar su llegada por algo totalmente penoso. ¡Entérate más acá!

El mediocampista, con pasado en Arsenal, Lanús, Boca y Elche de España, ya tiene todo acordado con Independiente y hasta los estudios médicos realizados pero no puede firmar su contrato por un motivo particular.

Dicho motivo es que el Rojo no cuenta actualmente con un tesorero, ya que Atilio Bouza renunció a mediados de mayo por estar en «desacuerdo con varias situaciones» con la actual comisión directiva encabezada por Hugo Moyano. Esto significa que tendrán que designar a otra persona de la actual gestión para continuar con toda la operación, por lo que le propusieron el cargo de tesorero al actual revisor de cuentas, Daniel González, quien seguramente se definirá en las próximas horas.

Además de toda esa situación, se le debe adelantar un pago a Christian Bragarnik -más allá de que se comience a pagar en cuotas a partir del 2023- y tampoco puede realizarlo porque esto también está supeditado por el recientemente llegado grupo inversor, quien pondría alrededor de 1.500.000 dólares sobre la mesa a partir del próximo martes 21.

Ir al contenido